jueves, 16 de febrero de 2012

Duerme

Gusanos que cobran forma humana se revuelven entre si formando un tractor que recorre un campo de brazos que brotan de un suelo estéril. Una flor. Un hombre grita, sólo esta su cabeza flotando en la nada, grita mucho, su boca se abre desproporcionadamente dejando salir otra cabeza de su interior que a su vez grita, abre la boca y sale otra cabeza... Es un bucle. Un niño llorando. Imagen tras imagen, demasiado rápidas para mencionarlas. Llanto, un niño roto en su cuna, sus brazos anudados a los barrotes, una mujer salta desde un edificio, lleva un vestido blanco semitransparente que se menea suavemente con el viento, cae a cámara lenta. Un hombre con sombrero saluda.

- Quiero abrir los ojos.
- Aguanta un poco mas.

Monedas ardiendo, libros ardiendo... todo arde, mucho fuego, es cálido y triste. Una vía de tren. Un payaso da vueltas alrededor de la gente, no hace gracia, los niños lloran. Un hombre se dispara en la cara. Casas viejas. Fotos antiguas de guerra, un soldado sonrie mientras sostiene una pierna seccionada, la exhibe como un trofeo de pesca.


- Necesito abrir los ojos.

- Solo un poco mas, aguanta.

Todo negro, no hay nada, una mesa blanca en medio, la luz de un flexo ilumina un enorme plano que se dibuja, proyectos, ideas, muchas ideas, no hay tiempo, mucho que hacer, no hay tiempo. Un reloj de cuerda cae y su cristal revienta.

- Empiezo a oír  música.
- Eso es que ya queda poco.
- Es bonita, me gusta, las imágenes se desvanecen.
- No hace falta llorar.
- Lo sé... Buenas noches...

1 comentario:

Laura dijo...

Tenebroso y negro ...¡madre mía!, lo del crío atenazado a los barrotes ...¡en fin!, que me alegro de verte en activo....

Feliz regreso. Soy Laura ...¿recuerdas?....